Chile registra 632 casos confirmados y este sábado falleció la primera persona producto de esta enfermedad en el país.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, adelantó que «las próximas serán duras, muy duras para todos» en relación al avance del coronavirus en su país, y remarcó la necesidad de que, frente a esa situación sean «tiempos de unidad y no de división».

Así lo expresó al realizar un balance sobre la crisis sanitaria que afecta al país por el coronavirus, durante un mensaje transmitido anoche en cadena nacional, en el que calificó a la pandemia como «la peor catástrofe sanitaria de los últimos 100 años” y afirmó que la vida de los chilenos ha cambiado “profundamente”.

«Son tiempos de unidad y no de división», enfatizó el mandatario, quien anunció la decisión de que «todos los adultos mayores de 80 años deberán permanecer en sus casas donde tendrán los cuidados que necesitan».

«Protegeremos siempre la salud y la vida de todos los chilenos, pero muy especialmente la de los más vulnerables”, afirmó Piñera en su mensaje.

También, remarcó que asegurarán a los chilenos alimentos, medicinas, electricidad y agua, así como también que “debemos trabajar para proteger los empleos, para proteger las pymes”.

El mandatario chileno aseguró que su gobierno viene trabajando “a partir de los primeros días de enero” y elaboró un “Plan de Acción” contra el coronavirus.

Agregó que este plan “se ha basado en los conocimientos científicos, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y los expertos chilenos, las experiencias de otros países y, sin duda, en nuestra propia realidad”.

A pesar de este plan, Chile registra 632 casos confirmados y este sábado falleció la primera persona producto de esta enfermedad en el país.

“Durante estas semanas han surgido muchas voces, muchas recomendaciones, e incluso algunos ultimátum. Habría sido fácil, pero también muy perjudicial para la salud de los chilenos, acoger todas esas propuestas”, afirmó en referencia a la solicitud de un grupo de 52 alcaldes, que le pidieron decretar cuarentena total.

En tanto, al cerrar su mensaje, Piñera agradeció “el espíritu de unidad y colaboración que mostraron distintos actores de la esa social (gremios sociales) que se reunieron en La Moneda, y también la actitud y colaboración que millones y millones de chilenos a lo largo y ancho de nuestro país han prestado”.

Chile vivió anoche su primer toque de queda nocturno, luego de que el gobierno decretara la semana pasada el estado de excepción constitucional de catástrofe por 90 días ante la emergencia por el coronavirus, lo que permite la restricción de reuniones, garantizar la distribución de servicio y asegurar la reserva de alimentos, y ordenó el cierre de todos los centros comerciales.

Además, los partidos políticos acordaron esta semana posponer hasta octubre el plebiscito sobre si es necesario elaborar una nueva Constitución, uno de los reclamos surgidos del estallido social vivido en ese país el año pasado.

Telam