Docentes y estudiantes del sistema educativo primario se han manifestado por las malas condiciones laborales y la falta de inversión en las escuelas italianas.

Profesores y trabajadores de las escuelas primarias y secundarias acompañados de los principales sindicatos de Italia, han convocado una huelga nacional, en protesta contra el gobierno, por la precariedad tanto de las escuelas públicas italianas como en los contratos del personal docente.

Los manifestantes se han congregado delante del Ministerio de Educación para llamar la atención sobre la cruda realidad que atraviesan los trabajadores del ámbito escolástico, que representa una emergencia real, ya que carecen de todo tipo de recursos en las escuelas, además de sueldos bajos y poca estabilidad , sin renovación de contratos ni tampoco nuevas contrataciones.

Los manifestantes también exigen la contratación inmediata de miles de puestos de trabajo vacantes, que ahora mismo se encuentran bloqueados por parte del gobierno con profesores preparados que están a la espera de ser contratados, además piden respetar la experiencia y antigüedad de los docentes en las escuelas.

Pero también los estudiantes de magisterio y futuros profesores, exigen la reducción de los costes tan elevados de las especializaciones universitarias, para docentes de escuelas primarias y colegios, costes que no se pueden permitir para luego esperar por un puesto de trabajo más de tres años, o para tener que emigrar para obtener una estabilidad laboral que a día de hoy Italia no les proporciona.

Los manifestantes piden al Gobierno italiano el fin de la precariedad laboral en el sistema educativo, para asegurar estabilidad económica a los docentes y escuelas de calidad en toda Italia.