Israel detuvo a 908 palestinos menores de 18 años desde el inicio de 2018, informó ayer la Sociedad de Prisioneros Palestinos (PPS).

nixos-palestinos-3-compressor.jpg_1718483347En un informe divulgado con motivo del Día Mundial de la Infancia, PPS reveló que de los niños arrestados desde enero de 2018 hasta finales de octubre, 270 aún se encuentran en cárceles israelíes.

La organización enfatizó en que los menores generalmente son detenidos en sus propios hogares en plena madrugada, y a menudo son severamente golpeados y amenazados para que firmen los documentos de confesión.

También se les niega la educación, mientras que a algunos se les prohíben incluso las visitas familiares, así como la atención médica para quienes la necesitan mientras están recluidos, denunció PPS.

La entidad subrayó que Israel promulgó varias leyes desde 2015 dirigidas a los niños palestinos que permiten particularmente la detención y el juicio de menores a los 14 años por lanzar piedras contra las fuerzas ocupantes.

Esas normativas permiten a Tel Aviv aplicar penas de prisión de más de 10 años, e incluso cadena perpetua.

Según el grupo de derechos de los presos Addameer, hay en la actualidad cinco mil 580 palestinos recluidos en prisiones israelíes.