El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aceptó reunirse con los obispos de la Conferencia Episcopal (CEN) para abordar el futuro del diálogo en este país, donde se registran unos 130 muertos en las protestas que comenzaron el pasado 18 de abril.

b13af6ddc3149a177cb722e1a6333770La CEN confirmó que la cita, pedida por los obispos y aceptada por Ortega, será este jueves, a la 3 de la tarde, en la Casa de los Pueblos, Managua.

En la reunión se tratarán “temas tan indispensables e imprescindibles para nuestra patria, de la justicia y la democracia, de los que depende siempre la paz, con el fin de valorar la conveniencia de llevar adelante el diálogo”, dijeron los obispos en un comunicado.

La CEN indicó que solicitó la audiencia a Ortega tras escuchar a diversos sectores nacionales e internacionales.

El encuentro, de acuerdo con al CEN, será privado y los obispos brindarán una conferencia sobre los resultados a la 7 de la noche de este jueves, en el Seminario Nuestra Señora de Fátima.

El diálogo en Nicaragua quedó suspendido el pasado 31 de mayo, cuando la CEN dijo que no había condiciones, pues el 30 de mayo, Día de las Madres, ocurrieron ataques armados que dejaron al menos a 16 personas muertas.

A Ortega se le vio en público por última vez el pasado 30 de mayo, en un acto del FSLN, cuando dijo que nadie abandonará Nicaragua y que este país no es propiedad de nadie.

En las protestas de Nicaragua, que comenzaron el 18 de abril, han muerto unas 130 personas. Hay unos mil heridos y un número no confirmado de arrestados y desaparecidos.

La más reciente víctima es un hombre de Masaya, quien recibió un balazo en la cabeza, ayer por la tarde.

Organismos internacionales y locales defensores de los derechos humanos acusan al Estado de Nicaragua de ejecutar actos de represión para disolver las protestas.

Un informe de Amnistía Internacional sostiene que la estrategia del Estado es “disparar a matar”.

El gobierno de Ortega ha recibido diversas condenas internacionales y a lo interno, diferentes sectores llaman a adelantar elecciones y renovar los poderes del Estado.

Ese tema se planteó en la última sesión del diálogo en Nicaragua y el representante del Gobierno, el canciller Denis Moncada, sostuvo que la propuesta representa un “golpe de Estado”.

Mientras, en varios puntos de Nicaragua hay tranques y en los barrios se multiplican las barricadas, como forma de protesta en contra del gobierno de Ortega.

¿Qué ha pasado desde el 31 de mayo en Nicaragua?

Se confirma que el hijo de un policía murió en la marcha de las Madres de Abril, al recibir un balazo en la cabeza.

También murió el hijo de un exmilitar y otro que era hijo de un trabajador del Poder Judicial, cuando protestaban contra el gobierno de Ortega.

Los tranques aumentaron en toda Nicaragua, así como las barricadas.

El rector de la UCA, José Idiáquez, denunció amenazas en su contra.

Empresarios de Centroamérica condenan represión en Nicaragua.

Masaya sufre saqueos, ataques y asesinatos en el primer fin de semana de junio. Lo mismo se repitió el pasado fin de semana, con un saldo de al menos 10 muertos.

Dennis Martínez critica que el estadio de beisbol que tiene su nombre se use para actos de violencia.

Nicaragua sobrepasa la cifra de los 100 muertos en las protestas. En la actualidad son 130 fallecidos, aproximadamente.

CIDH ha emitido medidas cautelares para universitarios, sacerdotes y defensores de los derechos humanos.

El papa Francisco se ha referido a la crisis en Nicaragua, llamando a buscar una solución pacífica en un diálogo sincero.

Mujer denuncia que su hijo policía ha sido arrestado por resistirse a reprimir a los manifestantes.

Roberto Rivas renuncia a su cargo como magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral. Alega razones de salud.

Muere el cardenal Miguel Obando y Bravo, a sus 92 años.

Empieza a escasear el combustible en los municipios de Nicaragua.

Encapuchados, que se movilizan en motos y camionetas doble cabina, imponen el terror, disparando y matando en Managua.

La Policía Nacional vincula a Félix Maradiaga, del Ieepp, en el crimen organizado.

Granada sufre saqueos, incendios y asesinatos.

OEA aprueba resolución llamando a frenar la violencia en Nicaragua.

Daniel Ortega acepta reunirse con los obispos para analizar el futuro del diálogo en Nicaragua.