Ayer, las trabajadoras y trabajadores del INTI fueron reprimidos por la Policía de la Ciudad, con gas pimienta, palazos y empujones cuando se disponían a realizar un corte parcial y una volanteada sobre la Avenida General Paz.

31318251_1738795472825172_8280004967327072256_oLa medida había sido definida en una Asamblea realizada al cumplirse tres meses de la lucha en el organismo y de los 258 despidos.

Una vez finalizada la votación -en la que resolvió redoblar el plan de lucha y lanzar medidas de acampe, de 24 horas para esta semana, de 48 horas para  la semana que viene y de 72 para la siguiente- los trabajadores/as decidieron movilizar a General Paz. Tenían previsto dejar dos carriles libre y hacer una volanteada para informar sobre el conflicto.

Francisco Dolmann, delegado general de la junta interna de ATE INTI, narró: “Cuando la Policía ve que avanzamos hacia General Paz nos empiezan a correr, nos encierran y nos empiezan a dar palazos.  A mí me pegaron tres palazos en la espalda, daban empujones con los escudos y varios compañeros fueron heridos por el gas pimienta”.

“La respuesta del Gobierno siempre es la misma, la represión y los palos, para gente que quiere volver a trabajar, darle de comer a sus hijos, pagar sus impuestos y vivir dignamente como cualquier trabajador”, analizó Dolmann, quien destacó que, pese al amedrentamiento, “La lucha continua”.

La junta interna emitió un comunicado donde responsabilizan a Javier Ibáñez, Mariano Zlatanoff, Ernesto Luna, “por estos sucesos”, y al Ministro Francisco Cabrera y la Ministra Patricia Bullrich, “por la integridad de todas los trabajadores despedidos y no despedidos”.

En el mismo documento detallan lo ocurrido: “Hoy jueves 26 se cumplen 3 meses de conflicto en Inti, tras los 258 despidos de las autoridades y el avance sobre todos nuestros derechos como trabajadores: descuentos de hasta el 40% del salario por días de paro, vallas en la entrada del organismo, seguridad privada, cámaras de seguridad en los sectores y operativos policiales ante cada medida, persecución en los sectores de trabajo por mencionar algunos. Luego de 53 días de acampe y paro exigiendo la reincorporación, los trabajadores dimos muestras suficientes de querer un diálogo y resolver el conflicto, levantando nuestras medidas en pos de una supuesta mesa de diálogo. La respuesta de las autoridades solo fue la dilación, el desplazamiento de directores de carrera, el avance con las tercerización es de las funciones del organismo y la reestructuración. Pero no contentos con eso, hoy enviaron a la policía para que desate una feroz represión contra los trabajadores que tras una asamblea masiva decidieron el corte de Gral Paz para visibilizar la falta de respuestas”.