“Este reconocimiento es un premio en conmemoración de los lideres asesinados”, dijo la activista por los derechos humanos, Francia Márquez.

francia_marquez.jpg_1718483347La activista colombiana por los derechos humanos, Francia Márquez, ganó el premio Ambiental de la Fundación Goldman en América del Sur por detener las actividades de minería ilegal en el departamento colombiano del Cauca.

“Este reconocimiento es la lucha de los pueblos afrodescendientes, indígenas, para mí es un premio en conmemoración de los lideres asesinados”, dijo Márquez al diario colombiano El Espectador.

Agregó que el galardón debe llamar al Gobierno de Colombia a redefinir cómo se enfoca más en el medio ambiente y menos en el modelo de extracción minera “que pone en riesgo la vida misma”.

La lideresa afrodescendiente logró movilizar a las mujeres afro del norte del Cauca para presionar al Gobierno de Colombia para que detuviera la extracción de oroen la región.

La activista caminó 350 kilómetros hasta la capital de Colombia, Bogotá, y acampó durante 22 días frente al Congreso acompañada por su comunidad para exigir a las autoridades retirar las decenas de retroexcavadoras con las que extraían minerales.

Hace cuatro años Márquez logró que el Gobierno firmara un acuerdo para erradicar la extracción ilegal de oro en La Toma.

Además de Francia, fueron galardonadas las activistas antinucleares Liz McDaid y Makoma Lekalakala, que llevaron a cabo una exitosa campaña contra el esfuerzo de Sudáfrica por comprarle plantas de energía nuclear a Rusia.

También fue premiada LeeAnne Walters por poner al descubierto la crisis de envenenamiento con plomo del suministro de agua de Flint, en el estado de Michigan, en EE.UU.