Editor's Rating

Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado nacional, analizó el discurso del Presidente Mauricio Macri donde anunció un plan de medidas y dio claves del rumbo del Gobierno.

cachorroTras el triunfo electoral, el lunes pasado, el Presidente Mauricio Macri presentó un “plan de reformas” que incluye cambios en el sistema previsional, tributario y en las leyes laborales. Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de ATE, analizó algunos de esos “lineamientos conceptuales” que esbozó el jefe del Ejecutivo.
Si bien difusos, Godoy afirmó que apuntan a profundizar un espíritu regresivo en las reformas, que alientan un espíritu represivo, justifican despidos y la precarización laboral.

Contra la organización de los de abajo

En el Centro Cultural Kirchner frente a gobernadores, empresarios, la CGT y de espaldas a las organizaciones sociales que se manifestaban en la calle, Macri volvió a cargar contra los sindicatos: “no puede ser que haya más de 3 mil”.

“Parece que al Presidente no le gusta la Constitución Nacional cuando dice que organizarse libremente es un derecho de los trabajadores”, señaló Hugo Godoy, quien remarcó el hecho de que Macri no haya manifestado preocupación por la cantidad de cámaras empresarias existentes.

“Me parece que esta serie de conceptos genéricos son reformas para modificar las condiciones laborales y organizacionales de los que menos tienen, y no de los que más tienen, que son en realidad los que han organizado una estructura de cómo la riqueza se distribuye inequitativamente en nuestro país”. Por eso, Godoy consideró que “el Presidente está apuntando a profundizar un espíritu regresivo de esas reformas”.

En esa línea, Godoy también alertó respecto al llamado del Ejecutivo Nacional a que las provincias adhieran a la ley de ART. “La salud y la enfermedad de los trabajadores y trabajadores va a quedar en manos del negocio de los bancos y financieras”, dijo y agregó que hoy la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires debatirá si lo aprueba o no.

Contra un Estado de mayorías

En su discurso, en el que recurrió a términos elocuentes al llamar a “trazar un camino a futuro”, Macri también disparó contra los abogados laboralistas y, nuevamente, contra los estatales.

“La postura del Presidente no es discutir el modelo de Estado en función de las necesidades de la población sino poder demostrar algunas situaciones que son verdaderamente innecesarias y alentar despidos”,  evaluó el dirigente quien agregó que esas expresiones, al proponer limitar las contrataciones en el Estado, justifican los despidos y la precarización.

“En la práctica concreta, va a significar que más de 600 mil trabajadores que son precarios en los estados provinciales y municipales queden en una precariedad eterna, porque el limite al nombramiento de personal limita los pases a planta permanente”, explicó Godoy.

“Esta serie de afirmaciones conceptuales genéricas van a tener un impacto regresivo muy importante hacia las condiciones de vida de miles de personas y de enriquecimiento de muy pocas”, cerró el dirigente de ATE quien resaltó que no es casual que Macri cuestione la cantidad de trabajadores de la Biblioteca y no el hecho de que la mitad del Estado Nacional pertenezca a las áreas de seguridad e inteligencia. “Propone un modelo para el que es necesario alentar un “espíritu de represión y control social”, cerró Godoy.