La búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido en el Atlántico sur, ingresó en una fase crítica debido a que, en caso de que no haya podido emerger o utilizar el snorkel desde la semana pasada (se cumplen hoy 7 días de la última comunicación), la tripulación integrada por 44 personas estaría por enfrentar limitaciones en el suministro de oxígeno, dijo la Armada Argentina a través de su jefe de prensa, el capitán de navío Enrique Balbi.

ara_1“Nos preocupa que no lo podamos detectar aún (…) estamos considerando todas las posibilidades y obviamente la situación más crítica que sería esa, estamos en el sexto día de oxígeno, obviamente que es preocupante” , dijo anoche Balbi a periodistas, y agregó: “Nuestra preocupación va en aumento”.

En tanto, crece la inquietud y el temor entre familiares de los tripulantes, algunos de los cuales sufrieron descompensaciones en Mar del Plata, donde se encuentran asistidos por psicólogos, psiquiatras y médicos clínicos.

La búsqueda se concentra en un área de 20 kilómetros cuadrados, a unos 360 kilómetros de la Península de Valdés, donde el lunes se reportaron ruidos que en principio se descartaron que sean del submarino.

Hacia allí se dirigieron cinco buques oceanográficos que, con una sonda mutihaz, barren toda la zona, aunque por el momento, aseguró Balbi, “no había novedades” respecto a esta búsqueda.

21-10 Partida desde Comodoro Rivadavia del buque Skandi Patagonia con el equipo de rescatistas de la armada norteamericana en busca del submarino ARA San Juan. Foto: Andrés D’Elia

21-10 Partida desde Comodoro Rivadavia del buque Skandi Patagonia con el equipo de rescatistas de la armada norteamericana en busca del submarino ARA San Juan. Foto: Andrés D’Elia

El remolcador Skandi Patagonia, de bandera noruega y al servicio de los Estados Unidos, partió este martes desde Comodoro Rivadavia con elementos de rescate y búsqueda de última generación para dar con el submarino, de cuya desaparición se cumplen hoy siete días.

El buque, que está previsto arribe a la zona de búsqueda entre esta tarde y la mañana del jueves, lleva un sonar de búsqueda lateral, una campana de salvamento que puede sumergirse hasta los 250 metros en profundidad y un vehículo que opera en forma remota desde la superficie, para inspeccionar el fondo, con posibilidades de trabajar hasta los 1.200 metros de profundidad.

Para hoy se espera el arribo a Comodoro Rivadavia de otro buque estadounidense con un sistema de rescate que permite subir a la superficie hasta 16 personas a la vez.

La búsqueda del San Juan se inició el miércoles luego de la última comunicación recibida desde el submarino en la que informaba una avería en sus baterías y que emprendía regreso hacia su base en Mar del Plata, luego de haber partido desde Ushuaia.