Editor's Rating

En ocho años, el Gobierno bajó en 52% la tasa de mortalidad de niños menores a un año. El Ministerio de Salud señaló que este logro se debe a políticas sociales como el Bono Juana Azurduy.

Mujeres_Bolivianas_AFKA-e1476192080469-520x245Una publicación del Ministerio de Salud destaca que entre 2008 y 2016 el número de muertes de niños menores a un año se redujo de 50 a 24 por cada mil nacidos vivos, lo que equivale a una disminución del 52 por ciento.

Señala que el porcentaje de mujeres embarazadas atendidas en su parto por personal de salud aumentó, porque en 2008 era de 71,1 por ciento y en 2016 fue 89,8 por ciento.

Salud afirmó que estos logros se alcanzaron por el pago del Bono Juana Azurduy, incentivo económico para mujeres gestantes condicionado al cumplimiento de cuatro controles prenatales, parto en un centro de salud y control posparto.

Los menores de dos años deben realizarse 12 controles para acceder al beneficio.

Desde que se puso en marcha el programa del Bono Juana Azurduy de Padilla, fueron 1,7 millones de beneficiadas, a las que se suman 291.040 mujeres que recibieron el Subsidio Prenatal Universal Por la Vida.

Esta política también incidió en la reducción del porcentaje de desnutrición en menores de 5 años, de 27,1 por ciento a 16 ciento. La mortalidad materna es otro aspecto en el que las políticas gubernamentales lograron una disminución considerable —del 30 por ciento—, ya que en 2003 un total de 229 mujeres perdía la vida de 100.000 nacidas vivas, la cifra se redujo a 160 en 2011.