Editor's Rating

Miles de maestros puertorriqueños despedidos por el Ministerio de Educación, se hallan hoy en un limbo junto a otros cuyos contratos no han sido renovados, debido al cierre de 184 escuelas.

Graduación de nueva hornada de maestros en Holguín

Graduación de nueva hornada de maestros en Holguín

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) aseguró que debido al cierre de escuelas, la ministra de Educación, Julia Keleher, tiene problemas para reubicar a cientos de docentes permanentes declarados excedentes y nombrar a aquellos transitorios necesarios.

‘Los maestros de categorías kínder a tercer grado y cuarto a sexto grado son los más afectados, pues la mayor cantidad de escuelas cerradas recientemente fueron elementales’, afirmó la presidenta del gremio, Mercedes Martínez Padilla.

La norma en los primeros dos días de reclutamiento en las categorías k-3 y 4to a 6to, explicó, ha sido de 0 plazas a 5 plazas máximas por distrito -de un total de 28- en esas categorías.

La secretaria de Educación, Julia Keleher, ordenó en mayo el cierre de 184 escuelas, pero la lucha de las comunidades escolares logró revertir 18 clausuras, recordó.

La presidenta de la AMPR señaló que al menos cerca de 2 mil docentes transitorios se verán perjudicados con los cierres, que tienen como objetivo cumplir con el plan fiscal del Gobierno.

‘Han cerrado cientos de escuelas para, con las reducciones al presupuesto de servicios a nuestros niños, pagarle a los bonistas que tienen a Puerto Rico acorralado’, manifestó Martínez Padilla.

Sostuvo que el cierre masivo de escuelas no persigue ningún propósito pedagógico, sino que han convertido a los estudiantes en números al momento de cuadrar el presupuesto para cumplir con las exigencias de la junta de control fiscal.

Los cierres provocan hacinamiento de estudiantes, problemas de adaptación en los niños -especialmente los de educación especial-, deterioro de la docencia, desplazamiento de miles de maestros y un caos administrativo cuyas consecuencias estamos sufriendo, enumeró Martínez Padilla.