En los próximos años no es de extrañar que observemos la Antártida cada vez más verde. Esto se debe a un rápido incremento en la actividad biológica, estimulada por el alza de la temperatura.

Investigadores de la Universidad de Exeter analizaron 150 años de la vida de cinco zonas donde crece el musgo en la Península Antártica e identificó que esta actividad biológica ha aumentado considerablemente en este último medio siglo.

Todo esto está ocurriendo al mismo tiempo que la región sufre un importante cambio climático, que está portando además del calor, la lluvia y viento.

“Los aumentos de temperatura de más o menos la mitad del siglo pasado en la Península Antártica han tenido un efecto dramático en los bancos de musgo que crece en la región”, dijo el Dr. Matt Amesbury,

“Si esto continua y aumentan las áreas libres de hielo por el continuo retiro de los glaciares, en los próximos años veremos la Península Antártica cada vez más verde”, declaró el profesor Matt Amesbury, de la Universidad de Exeter, al publicar un nuevo estudio el 17 de mayo.

La British Antartic Survey, con amplios estudios del tema, en sus archivos informa que menos de un 1% de la Antártica hoy en día está disponible para la colonización de plantas, ya que la mayoría del continente está cubierto por hielo permanente y nieve.

Hoy esto tiende a cambiar progresivamente, Por ahora la mayor parte de la tierra libre de nieve se encuentra a lo largo de la Península Antártica, sus islas y en las regiones costeras de todo el borde del resto del continente antártico. También hay hábitats libres de hielo muy inhóspitos entre las montañas del interior,

El siguiente es el mapa donde los investigadores de Exeter registraron el rápido crecimiento de musgo:

Península Antártica, Zonas de estudio por auento de actividad biológica. ( U. Exeter)

De acuerdo al profesor Dan Charmann, quien participó en el estudio, las evidencias de los recientes cambios hace pensar que “los ecosistemas se alterarán rápidamente con el futuro calentamiento, rindiendo mayores cambios en la biología y paisaje de esta icónica región”.

“En resumen -añadió el académico- podríamos ver “reverdecimiento” paralelo en la Antártida a lo observado y tan bien establecido en el Ártico”.

Los siguientes gráficos publicados por los autores en la revista Current Biology, muestran el gran crecimiento de los últimos cincuenta años.

Gráfico del crecimieto de vegetación y productividad microbiana en la Antártica entre 1850 y hoy. (British AAntartic S)

Vegetación antártica

En la Antártica la vegetación está compuesta principalmente por plantas como musgos, hepáticas, líquenes y hongos.

Ya se han identificado alrededor de 100 especies de musgos, 25 especies de hepáticas, 300 a 400 especies de líquenes y algo más de 20 especies de macro-hongos.

“La mayor diversidad de especies se encuentra a lo largo del lado occidental de la Península Antártica, donde el clima es más cálido y húmedo que otros lugares del continente antártico”, informa la Britush Antartic Survey.

Ciertas especies de musgos y líquenes se especializan en sobrevivir en condiciones muy extremas. “En los valles secos de la Tierra de Victoria, por ejemplo, donde es muy seco y extremadamente frío, algas, hongos y líquenes se encuentran viviendo en grietas y espacios de los poros dentro de las arenisca y granito de rocas”, agrega el informe.

Hay que considerar que por ahora no hay árboles ni arbustos en la Antárica, sin embargo hay dos especies de plantas con flores: el pasto antártico (Deschampsia antarctica) y el clavel antártico (Colobanthus quitensis). Estas se producen en las Islas Orcadas del Sur, las Islas Shetland del Sur y la Península Antártica occidental.

Clavel Antñartico o perla Antártica. (Liam Quinn-Wikimedia)

La siguiente es una imagen con el Tussock grass ( Parodiochloa flabellata) de color verde oscuro, que se encuentra en las islas subantárticas, y que alcanza los dos metros de altura. De color verde claro se ve el Pasto Antarctico ( Deschampsia antarctica).

La vegetación Antártica no incluye árboles ni arbustos. Principalmente se compone de musgos, hepáticas, líquenes y hongos que se están extendiendo..En islas subantárticas se puede observar este espectáculo, de una mezcla de Pasto Tussock grass (verde oscuro) que alcanza los dos metros y el Pasto Antarctico, de color verde claro. (British Antartic Survey)