Este 8 de abril, se cumplió un mes de la tragedia en el Hogar Seguro, Virgen de la Asunción. En donde fallecieron 41 adolescentes que estaban bajo la protección del Estado de Guatemala.

58cc24ffc36188a4238b45e1A 30 días de lo que organizaciones sociales calificaron como Crimen de Estado, el Hogar continúa funcionando. En las instalaciones, entran y salen trabajadores de la Secretaria de Bienestar Social. Muchos se niegan a dar declaraciones, aducen que no están autorizados.

En las afueras del Hogar, a penas dos agentes de la Policía Nacional Civil resguardan el perímetro. A todos las personas que se acercan les preguntan datos personales y posteriormente les toman fotografías. Según dijeron es para informar a los mandos policiales.

Adolescentes permanecen en hogar sin derecho a visita

Al menos 34 adolescentes permanecen en el módulo San Gabriel, en su mayoría porque no han sido reubicados y otros porque los jueces continúan enviando a menores a este centro. Las autoridades han decidido restringir la visita de familiares, pero no dan mayores detalles.

Un guardia de seguridad del Hogar, dijo que no se permite el ingreso de familiares ningún día de la semana, personal de la Secretaria de Bienestar Social aseguran que solo se puede ingresar con orden de juez, pero al menos uno de los jueces que lleva el caso, dijo que no es posible limitar este derecho.

Piden no olvidar a las adolescentes

En el parque central aún permanece el altar en memoria de las víctimas. Las letras ya lucen desgastadas mientras guatemaltecos se acercan a recordar a las 41 adolescentes que murieron en el incendio.

Norma Cruz, de Fundación Sobrevivientes, pidió no olvidar a las menores, principalmente con la resolución del Juez Carlos Guerra, que benefició a los primeros capturados con medida sustitutiva.

Además la activista criticó que las autoridades no brinden mayor información a los familiares de las niñas que fueron enviadas a Estados Unidos para su recuperación.