Miles de trabajadores, en su mayoría del sector estatal, se movilizaron en Lima y provincias contra la corrupción que involucra a ex presidentes y ex funcionarios de los últimos cuatro gobiernos.

PORE8B-MRAMON“¡Corrupción nunca más!, ¡corruptos a la cárcel!, ¡por un país sin corrupción! y ¡que caigan peces gordos y pequeños!”, gritaban a voz en cuello los manifestantes para expresar su indignación por los escandalosos casos descubiertos.

La obrera municipal Luz Ronceros comentó que siente una gran indignación de ver “cómo unos pocos se habían enriquecido con las coimas que recibieron de empresas brasileñas como Odebrecht, mientras miles de peruanos seguimos siendo pobres”.

Ella era uno de los aproximadamente cinco mil manifestantes que se desplazaron pacíficamente por las calles de Lima, desde la Plaza Dos de Mayo hasta el Paseo de los Héroes, frente al Palacio de Justicia, donde culminó la jornada.

Los grupos más numerosos eran los sindicatos del sector educación y de los servidores de limpieza pública que en estos meses vienen negociando sus pactos colectivos.

También estuvieron presentes jóvenes de diversas universidades que pusieron el toque musical a la jornada con sus tambores, y trabajadores de construcción civil.

Más movilizaciones

“Estamos verdaderamente indignados por los actos de corrupción que vinculan a ex presidentes y a sus funcionarios. Esta es nuestra protesta”, sostuvo Gerónimo López, secretario general de la CGTP.

Advirtió que habrá nuevas movilizaciones y hasta un paro nacional para exigir al Poder Judicial y al Ministerio Público que actúen con firmeza para llevar a la cárcel a los corruptos.

“La CGTP no dará tregua a la corrupción, ni permitirá que se violen los derechos laborales. Estaremos permanentemente en las calles y vamos camino al paro nacional que se debatirá y aprobará en asamblea de delegados”, señaló el dirigente.

También participaron en la marcha colectivos, organizaciones sociales y algunas agrupaciones políticas de izquierda como Nuevo Perú, que lidera Verónika Mendoza, Patria Roja y el Movimiento de Afirmación Social.

Estos últimos grupos se ubicaron al final de la movilización porque, según explicó la propia Mendoza, así lo acordaron con los dirigentes de la CGTP. Negó que su presencia haya politizado la protesta como señalaron los congresistas del oficialismo y del Partido Aprista. La acompañaban los congresistas del Frente Amplio Indira Huilca, Manuel Danmert y Marisa Glave.

PORE-8-NUEVA--MARCHA-CONTRA-LA-CORRUPCION-099“He venido a apoyar esta manifestación porque es justa y refleja el sentir del pueblo, como lo he hecho contra la “repartija”, la llamada “ley pulpín” y otras”, indicó.

Consideró que las críticas en su contra tenían el objetivo de “desinflar” la marcha porque “solo una ciudadanía organizada y movilizada puede garantizar que los corruptos terminen en la cárcel.

Lamentó que los tres ex presidentes estén acusados de corrupción, pero señaló que deben ser sometidos a una investigación profunda.

No hubo mitin

La movilización tenía como destino final la Plaza San Martín, donde se quedó esperando un numeroso grupo de organizaciones sociales.

Según el secretario de relaciones internacionales de la CGTP, Juan José Gorriti, esto se produjo porque el Gobierno les negó el permiso. Denunció también que la Policía frustró el mitin que tenían revisto realizar en el Paseo de los Héroes al no permitir el ingreso de un camión que iban a utilizar de estrado.

“Hemos venido a pedir sanción para los corruptos que se han llenado los bolsillos con la plata del pueblo y que se respeten los derechos de los trabajadores”, dijo.

Luz Ronceros le da la razón, pues tiene que parar la olla con 15 soles diarios, mientras un ex presidente habría cobrado 20 millones en coimas.