Varios mandatarios latinoamericanos confirmaron su presencia en la toma de posesión del nuevo presidente de Haití, Jovenel Moise.

moise-reuters.jpg_1718483347Con el reto de impulsar la recuperación de la economía en un país, donde casi el 60 por ciento de la población vive por debajo de la línea de la pobreza, Jovenel Moise jurará este martes como nuevo presidente de Haít, luego de haber sido declarado ganador de los comicios del 20 de noviembre último por el Consejo Electoral Provisional (CEP).

La toma de posesión de Moise, empresario de 48 años dedicado a la producción de banano, tendrá lugar en un acto en el Parlamento y posteriormente se dirigirá a la nación desde los jardines del Palacio Nacional.

A los actos han confirmado su asistencia los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Nicolás Maduro (Venezuela) y Danilo Medina (República Dominicana), aseguró el portavoz del equipo de transición, Lucien Jura.

Cuba estará representada por el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo, y la viceministra de Relaciones Exteriores, Ana Teresita González.

También participarán el subsecretario de Asuntos Políticos del Departamento norteamericano de Estado, Thomas Shannon, y el secretario español de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García.

Asimismo asisten Jean-Marie Le Guen, Secretario de Estado para el Desarrollo y la Francofonía del Gobierno francés, y la ministra canadiense de Desarrollo Internacional y Francofonía, Marie-Claude Bibeau.

La Oficina de Comunicación del primer ministro informó al público que este día no laboran las escuelas, los comercios, las industrias y las oficinas de la administración pública.

El director ejecutivo de la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh), Pierre Esperance, señaló en declaraciones a Efe, que lo más importante para el próximo gobierno es la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Haití “tiene muchos problemas, pero lo más importante es acabar con la impunidad y la corrupción”, dijo y agregó que es “temprano para juzgar a Jovenel Moise, pero en su actual equipo hay muchas personas de la antigua Administración de Michel Martelly que participaron en corrupción”, señaló.

Si Jovenel Moise quiere de verdad trabajar para el desarrollo de Haití debe trabajar “para crear un sistema de justicia justo donde sea la ley que mande”, agregó.

Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), obtuvo la victoria en las elecciones presidenciales celebradas en noviembre pasado, tras la anulación de los comicios de octubre de 2015 por supuestas irregularidades y después de varios aplazamientos, uno de ellos motivado por el paso del devastador huracán Matthew en octubre de 2016.

Antes de aspirar a la Presidencia en 2015, Jovenel dirigió Agritrans, empresa dedicada a la producción de banano orgánico en el noroeste del país, que cuenta con alrededor de tres mil empleados y que dedica el 70 por ciento de su producción a la exportación.

Para poder presentarse a la Presidencia, dejó su cargo de consejero delegado en Agritrans para dedicarse a la campaña electoral.