Editor's Rating

El director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, firmó la medida el pasado 9 de enero
La nueva disposición, firmada el 9 de enero por el director ejecutivo del PAMI, busca “justicia en el sistema”.

A partir de este viernes, el Programa de Atención Médica Integral (PAMI) de Argentina dejará de brindar el subsidio social a todos aquellos usuarios cuyos ingresos sean superiores a una jubilación mínima y media (unos 8.500 pesos), que posean auto con menos de diez años de antigüedad o que tengan más de una propiedad (o sean dueños de yates o aviones).

Desde el organismo, estiman que la medida afectará a unos 200.000 jubilados, que recibían el 100 por ciento del costo de sus medicamentos ambulatorios.

“Lo que buscamos es que sea justo el sistema y hoy en día no es justo si una persona que tiene un yate de lujo o que vive en un country de lujo o que tiene un avión recibe medicamentos gratis del PAMI”, aseguró el director ejecutivo de la institución, Carlos Regazzoni, sobre la nueva disposición firmada el 9 de enero.

Esta medida generó angustia entre los jubilados y pensionados argentinos que accedían a ese beneficio y que, lejos de estar en el grupo de usuarios con bienes de lujos, como un avión o un yate, tenían una cobertura de salud privada que pagaban sus hijos o superaban por poco el mínimo de ingresos.

Consultados por el diario Página/12, desde el PAMI insistieron en que la medida no implicaba un recorte en la cobertura del servicio sino que significaba “un control sobre el subsidio social del 100 por ciento”, el cual antes se entregaba a todos los jubilados que lo solicitaban. Sin embargo, aclararon que “la cobertura de entre 50 y 80 por ciento en medicamentos ambulatorios y la del 100 por ciento para tratamientos oncológicos, de HIV o trasplantados seguirá siendo universal”.

Desde el PAMI confirmaron al mismo diario que instauraron una “Vía de excepción” para quienes sean excluidos del subsidio (por tener asistencia sanitaria privada, por ejemplo) pero gasten en medicamentos más del cinco por ciento del total de sus ingresos.