El canciller Heraldo Muñoz llegó el martes a La Haya, Holanda, para entregar la contramemoria con los argumentos chilenos frente a la demanda marítima presentada por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia.

bolivia-mar-700x350Se está a la espera de la confirmación, por parte de Muñoz y del agente José Miguel Insulza, de la fecha y hora en la cual se presentará el documento, según detalló desde Holanda el enviado especial de Cooperativa, el periodista Rafael Pardo.

Con esta presentación, adelantó el titular de Exteriores, se busca rebatir la tesis que ha ido construyendo Bolivia.

“Estamos en La Haya para presentar nuestra contramemoria en el caso de la demanda marítima boliviana. Creemos que tenemos una contramemoria contundente”, aseguró Muñoz.

“En ella establecemos la verdad histórica, incluso con fuentes bolivianas y de otros países, y demostramos que no hay obligación de negociar nada con Bolivia”, agregó.

Son tres los puntos centrales de la petición boliviana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ): Quiere que el organismo declare que Chile tiene la obligación de negociar para alcanzar un acuerdo que le otorgue un acceso soberano hacia el Pacífico, que Chile ha violado esa obligación y, por último, que nuestro país cumpla con esa obligación de negociar, pero de buena fe, formal y prontamente.

Esta situación se da en medio de las nuevas críticas del mandatario Evo Morales contra Chile, esta vez por el rechazo del Gobierno chileno a la “inspección” de una delegación de su país a los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta.

“El neocolonialismo racista gobierna Chile”, dijo este martes Morales, afirmando que las autoridades de Chile están conscientes de que se incumple el Tratado de Paz y Amistad firmado en 1904.