Desde la mañana de ayer, un importante número de trabajadores de ATE, se encuentran frente al Ministerio de Desarrollo Social, donde acudieron para llevar a cabo un reclamo por la continuidad laboral de trabajadores que se encuentran precarizados. Dirigentes de ATE fueron recibidos por la Ministro Paola Vesvessian, quien durante algunas horas dialogó con ellos, imponiendo a la nueva funcionaria, sobre los puntos que son de permanente reclamo por parte del sindicato.

1934964_322165127907638_7492872705979639951_nEn la oportunidad, se le exigió a la Ministro, que básicamente asegure la continuidad laboral de los trabajadores bajo la modalidad de contrato, por cuanto, de acuerdo a sus propios dichos, desde el Ejecutivo platean crear cooperativas y pasar a los trabajadores al monotributo. En este sentido, la dirigente de ATE Olga Reinoso señaló está claro que las nuevas autoridades no solo no resuelven los problemas preexistentes, sino que precarizan la situación de los trabajadores y profundizan esa precarización, al tercerizar los servicios del Estado”.

La Ministro Vesvessian no hizo lugar a lo solicitado por ATE y esta negativa, llevó a que los trabajadores decidieran quedarse dentro del edificio del Ministerio de Desarrollo Social, hasta que una autoridad con decisión, entregue una solución clara y definitiva a los problemas que se les presentan.

La actual Ministro de la cartera social no esta respetando los contratos que el gobierno saliente de la misma bandera política y luego de un conflicto que planteo ATE garantizó las fuentes de trabajo a los trabajadores.

Cabe destacar que esta protesta, es la primera que se lleva a delante, luego de la asunción del nuevo gabinete y a raíz de ello, Reinoso expresó Es increíble que algunas autoridades de las nuevas que llegaron con esta administración, no conozcan ni siquiera el Convenio Colectivo que tenemos en nuestra provincia y que fue logrado por ATE, lo cual implica un reconocimiento expreso a nuestra actividad en la lucha por los derechos de los trabajadores de la provincia. Ocupan los cargos, sin saber nada de la problemática por la que atraviesan las instituciones, ni conocer cuáles son las necesidades de los trabajadores. Una vergüenza, concluyó la dirigente.