001009138RugbyR

Estas son las palabras de Luis Valentín Herrera, padre de Ramiro, jugador de Los Pumas y embajador de Comodoro Rivadavia en este histórico Mundial de Inglaterra. En una entrevista con El Patagónico habla de su hijo y cómo fueron sus primeros pasos en el deporte de la ovalada.

Ramiro Herrera es un jugador de Los Pumas, que nació en Comodoro Rivadavia y vistió en esta ciudad la camiseta de Chenque Rugby, paradójicamente conocidos como El Trébol, así como apodan al seleccionado irlandés, eliminado por “Cumpa” y el resto del seleccionado argentino de rugby el último fin de semana.

Luis Valentín Herrera es el padre de Ramiro, un hombre con tranquilidad y humildad que habla con El Patagónicode su hijo con un amor especial, como el fanático número 1, recordando los tiempos en que llevaba a “Cumpa” y algunos de sus compañeros de equipo de Chenque a las canchas de Comodoro Rugby, Portugués, Calafate y San Jorge en la parte trasera de su camioneta.

“Con Coco, Pancha y todos los padres de Chenque hacíamos asado y ayudábamos con el tercer tiempo para que todos los chicos puedan comer después del partido, tengo lindos recuerdos de Comodoro”, rememora.

El padre de “Cumpa” volvió tras 36 años viviendo en Comodoro, a su La Rioja natal, dejando a un hijo en esta ciudad, Gustavo. “Él fue el que inició a Ramiro en el rugby, lo llevaba a las tocatas y Juanjo Airel (un compañero de Gustavo) le gritaba ´tirala cumpita´ por el personaje de Condorito, para molestarlo y ahí le quedó. De “Cumpita” pasó a Cumpa y todos lo empezaron a conocer por ese sobrenombre” hasta los relatores de ESPN y la TV Pública.

Todos esos viajes, toda esa perseverancia que tuvo son el resultado de donde está hoy Ramiro

Luis también recuerda todas las veces que tenía que llevar a Cumpa a los entrenamientos y distintas canchas y sentencia: “todos esos viajes, toda esa perseverancia que tuvo son el resultado de donde está hoy Ramiro”.

El padre, la madre y la hermana fueron a Reino Unido a ver varios partidos de Los Pumas donde pudieron pasar días y acompañarlo para poder despejarlo un poco de la concentración ya que “están todo el día concentrados, están todo el día pensando en rugby, él estaba contento de pasar un tiempo con la familia”.

Valentín recuerda que en el último partido de Irlanda, cuando a “Cumpa” le sacaron amarilla estaban “muy sacados. Están tan concentrados que salen con tanta energía que a veces tienen que estar mucho más tranquilos”, por eso el mensaje que le deja a su hijo es “tranquilo hijo, tenés que estar tranquilo para este partido”.

Luis Valentín asegura que Ramiro si tiene un tiempo luego del Mundial “seguro va a ir a Comodoro, lo que pasa es que lo están llamando de todos lados, no solo a él, sino a todos los jugadores”.

Para finalizar el padre del “Cumpa” deja un saludo para todo Comodoro que: “me ha dado mucho a mí y a mí familia esa ciudad, tengo que ir a ver a toda la gente linda que dejamos allá. Gracias a todos por todo el cariño que le brindan a mí hijo”.