Foto05-2

El día viernes 14 de agosto se realizó en la sede nacional de la CTa Autónoma una evaluación de la misión realizada por la Confederación Sindical de las Américas (CSA) y la Confederación Sindical internacional (CSI); a cargo de Víctor Báez y de Stephen Benedict. En la reunión que tuvieron los representantes internacionales con los representantes del Estado argentino en el Ministerio de Trabajo se plantearon las preocupaciones y los casos que atentan contra la libertad sindical.

Los casos presentados fueron la preocupación por la injerencia del Ministerio del Trabajo en el proceso electoral de las elecciones de ATE a realizarse el 2 de septiembre en todo el país.

También se hizo saber la demanda por parte de la CTA-A de ser discriminada como Central y representante de los trabajadores en el Consejo del Salario, el Empleo y la Productividad. La respuesta que hizo saber la CSA es que el Ministerio asumió el compromiso de convocar a la Central en estas instancias en el próximo llamado a realizarse en el 2016.

Otro de los puntos importantes que la CSA planteó a la vice ministra de Trabajo, Noemí Rial, son los retrasos en el otorgamiento de la Inscripción Gremial de nuestros sindicatos; entre un largo listado, la Unión de Trabajadores de Comercio y Servicios (UTRACOS- CTA) de Villa María; Sindicato de Salud Privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; de los docentes de la provincia de Misiones; Trabajadores del Mercado Central de Posadas, entre otros. A lo que el Ministerio se excuso por los retrasos como consecuencia de falencias propias y que tiene mas de 17 mil expedientes retrasados.

Para evitar la injerencia política en la vida sindical los representantes de la misión pidieron expresamente al Ministerio, previo acuerdo con las restos de las centrales de la Argentina, para que no se utilice la vía administrativa para dirimir cuestiones políticas y que se aboque expresamente a su rol administrativo. En tal sentido, el representante de la CSA le solicitó que los trámites de Inscripción Gremial y Personería sean abreviados a un tiempo razonable y al mero registro de las entidades sindicales.

Además, la misión se comprometió realizar el seguimiento de los compromisos acordados y retornar en el mes de marzo para evaluar el cumplimiento de los mismos.

Por su parte toda la Mesa Nacional representante de la CTA-A agradecieron la respuesta al pedido de la misión solicitada por nuestra Central, valorando su preocupación y compromiso con el movimiento obrero argentino y la acción de solidaridad internacional.