Con el patrocinio jurídico del Ministerio Público de la Defensa, el viernes pasado se presentó ante la Justicia Federal de Primera Instancia de Formosa una acción de amparo con el objeto de garantizar el derecho a la consulta y participación de la Comunidad Indígena Qom Potae Napocna Novogoh.

10402000_840586465979415_4938310863106275537_nLos miembros de Potae Napocna Navogoh vienen denunciando la violación de sus derechos humanos como pueblo originario hace ya varios años. Actualmente se encuentra en trámite ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación un proceso judicial, iniciado por su líder Félix Diaz en el año 2010 con el patrocinio del Ministerio Público de la Defensa, que tiene por objeto el reconocimiento y titulación del territorio de la comunidad. Así lo consigna un comunicado de prensa del Ministerio Público de la Defensa de la Nación.

Además frente a la violenta represión policial sufrida por los miembros de la Comunidad los días 23 y 24 de noviembre de 2010 sobre la Ruta Nacional Nº 86 para desalojar una protesta llevada a cabo por los qom sobre esa ruta, la Defensoría General de la Nación y el Centro de Estudios Legales y Sociales han solicitado una medida cautelar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para garantizar la protección de la integridad física de los miembros de la Comunidad y, especialmente, de Félix Diaz y su familia. Esa medida cautelar fue concedida por la CIDH el 21 de abril de 2011 y continúa vigente, siendo Gendarmería Nacional el organismo designado por el Estado Nacional para garantizar la integridad física de los qom.

En el mes de febrero pasado, Félix Díaz ha realizado una nueva solicitud a la Defensoría General de la Nación para que impulse las acciones necesarias para garantizar los derechos de su comunidad. En esa solicitud hizo especial referencia a que los miembros de Potae Napocna Navogoh vienen observando con gran preocupación la permanente realización de actividades inconsultas dentro de su territorio por parte de autoridades de organismos provinciales, las que además no habían respondido a sus pedidos de información respecto de las obras que se estaban llevando a cabo en el territorio. Por este motivo los qom comenzaron una nueva protesta sobre la Ruta Nacional Nº 86. El corte de ruta comenzó el 26 de enero pasado y se sostuvo durante de 31 días.

Es por ello que, a través de la Resolución DGN Nº 170/15, la Defensora General de la Nación Stella Maris Martínez ha conformado un equipo de trabajo para llevar a cabo las acciones administrativas y judiciales necesarias para garantizar los derechos de la comunidad Qom Potae Napocna Navogoh.

Si bien el Estado Provincial ha realizado algunos procedimientos de consulta, la metodología resulta totalmente inadecuada conforme los estándares de derechos humanos vigentes respecto del derecho a la consulta y participación de los pueblos indígenas.

Entre otras cuestiones, en estos intentos las autoridades provinciales han hecho entrega a la comunidad de escasa documentación referida a obras que en realidad ya se encuentran en ejecución dentro del territorio comunitario y no han sido consultadas a los miembros de Potae Napocna Naovogoh.

Por otra parte, en el amparo la comunidad indígena le solicita al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) el ejercicio de su rol de garante como organismo gubernamental destinado a velar por los derechos de los pueblos indígenas a nivel nacional.

Asimismo, vale mencionar que hace mas de tres semanas que el Qarashe de la comunidad Qom Potae Napocna Navogoh, Felix Diaz, se encuentran nuevamente acampando en 9 de Julio y Avenida de Mayo para denunciar el accionar del gobierno de Formosa y juntar firmas en solidaridad con su reclamo. Entre otras cuestiones la declaración expresa que “los abajo firmantes nos solidarizamos con los reclamos que están realizando la comunidad Qom y con ello, reclamamos por la situación de todos los Pueblos y Comunidades Originarias que están sufriendo represión, hambre, despojo, discriminación. Denunciamos y rechazamos el racismo, el avasallamiento territorial, las formas de represión tanto visibles como encubiertas, el abandono por parte de las autoridades de la salud y la educación públicas, la falta de acceso al Derecho Humano al agua potable y demás servicios básicos”.