Adolfo Pérez Esquivel premio Nobel de la Paz

Adolfo Pérez Esquivel premio Nobel de la Paz

Adolfo Pérez Esquivel aseguró que no irá a la movilización de los fiscales en recuerdo de Nisman porque “se suman un montón de oportunistas políticos que jamás defendieron los derechos humanos”.

El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel aseguró ayer que no concurrirá a la marcha que el próximo miércoles rendirá homenaje al fallecido fiscal Alberto Nisman, porque “se suman un montón de oportunistas políticos que jamás defendieron los derechos humanos”, al tiempo que le pidió “responsabilidad” a la presidenta Cristina Fernández.

El dirigente social también se quejó de que el Gobierno apela a la “bravuconada” y “no llama a la serenidad, a la reflexión”, y lo exhortó a “traer calma y no seguir con esta política de confrontación permanente”.

En declaraciones a radio La Red, Pérez Esquivel le pidió “responsabilidad” a la jefa de Estado: “No puede jugar con que primero es un suicidio, después un asesinato. Hay que ser prudente en esto y llevar serenidad a la población. Hay mucha gente angustiada sobre esto”.

“Estamos en un momento muy difícil en el país, con mucho dolor, tristeza y desconcierto en la población. Hay que tener mucho cuidado, más una jefa de Estado, que tiene que traer calma y no seguir con esta política de confrontación permanente”, continuó.

Pérez Esquivel dijo que hay que llegar al “esclarecimiento de la muerte del fiscal Nisman” y continuar “la investigación” sobre “sus denuncias” contra la Presidenta y otros funcionarios por presunto encubrimiento de Irán en la causa AMIA.

Cuando se le preguntó si concurrirá a la marcha del miércoles próximo, contestó: “No voy a estar, no. Me parece bien que los fiscales recuerden a un colega que murió y no se sabe cómo tiene que haber seguridad para ellos. Pero detrás de esta marcha se suman un montón de oportunistas políticos que jamás defendieron los derechos humanos”.

“Al contrario -agregó-, lo rechazan y ahora se suben al mismo caballo para sacar réditos políticos. No voy a participar, no tengo ningún interés. Esta marcha en campaña electoral, con una oposición tremenda que ataca pero que no propone, es peligrosa”.

Por otra parte, cuestionó que “el Gobierno hizo una bandera de los derechos humanos del ’76 al ’83. Ahí cerró. Nada para ahora, que hay graves violaciones a los derechos humanos”.

“Cuando uno ve las muertes por desnutrición en Salta y Chaco, uno tiene que pensar qué hacen los gobernadores, las políticas sociales, sanitarias y de respeto a los pueblos originarios, contemplados en la Constitución Nacional y que hoy el mismo gobierno nacional y los provinciales violan sistemáticamente. ¿De qué derechos humanos estamos hablando?”, se preguntó.