Ismael Sosa de 24 años, procedente de Merlo, provincia de Buenos Aires, había viajado a Villa Rumipal el 24 de enero para asistir a un recital de La Renga. Según relató su novia, luego de pasar el 1º control de ingreso al predio, no lo vio más. Sus amigos lo buscaron durante el recital y a lo largo de la noche, pero no lo encontraron.

ismalesosaEl martes su hermano Facundo, junto con un amigo, viajaron a buscarlo pero tampoco lo encontraron. La policía tuvo un proceder bastante extraño, según contó posteriormente Facundo.

Mientras tanto, los seguidores de La Renga hicieron correr la noticia de la desaparición de Ismael por las redes sociales, y a partir de ello, varios de los/as jóvenes que estuvieron en el recital relataron sobre el abusivo operativo policial y de seguridad privada con personas golpeadas, gases lacrimógenos y disparos.

El jueves por la tarde, mientras se manifestaban en la Ciudad de Buenos Aires, Nancy, su madre junto con su familia se enteraron de la peor noticia, el cuerpo encontrado en el lago Embalse de Río Tercero el lunes 26, era el de Ismael.

La familia de Ismael desde entonces está solicitando testigos/as para declarar, ya que varios testimonios indican que la última vez que fue visto Ismael estaba con la policía. Es importante subrayar que el accionar represivo de la Policía, amparado por el Código de Faltas, ya se ha cobrado la vida de 9 jóvenes en el 2014.

Desde el viernes se dictaminó el secreto de sumario en la causa. Sin embargo, aseguran que las causas de la muerte de Ismael se darían a conocer en los próximos días.

En la capital cordobesa, en la mañana de ayer, en momentos en que el gobernador José Manuel De la Sota realizaba la apertura de las sesiones legislativas, la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil y Represión Policial y la juventud del PTS realizaron un escrache en las inmediaciones de la legislatura.

Para hoy lunes, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la ciudad de Córdoba se realizarán marchas exigiendo justicia por Ismael.

En los próximos días se confirmará si se trató de un nuevo asesinato de la Policía de Córdoba.

Dato

Mediante un comunicado, la CORREPI (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional) ha dado a conocer las cifras alarmantes de los casos que se han suscitado en estos últimos años: 2.778 asesinados por el aparato represivo estatal desde el 25 de mayo de 2003, y 4.321 desde diciembre de 1983. Más de doscientos desaparecidos. El 51% del total no había cumplido 25 años. Ninguno era el hijo de un empresario, de un diputado, de un banquero o de un juez. Todos eran hijos del pueblo trabajador.