El 22 de julio de 1946 nació en San Francisco, California, Danny Lebern Glover. Este actor estadounidense alcanzó la fama en la película Arma Mortal, junto a Mel Gibson, donde su muletilla era “estoy muy viejo para esto”. Sin embargo Glover es un activista por los derechos civiles en Estados Unidos y ha manifestado su apoyo a la Revolución Cubana y Boliviariana.

Danny Glover junto a Hugo Chavez.

Danny Glover junto a Hugo Chavez.

Desde pequeño, Danny tuvo una fuerte influencia política de la mano de sus padres que se reflejaría años más tarde. Ambos trabajadores del correo eran activistas de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés).

En su adolescencia comenzó a estudiar actuación. Por aquellos años también sufrió de epilepsia pero la pudo controlar habiendo tenido su último ataque a los 35 años.

Sus comienzos en la actuación estuvieron ligados al teatro, representando obras clásicas y no tanto. Pero alcanzó fama mundial con su papel del oficial Roger Murtaugh, compañero de Mel Gibson en la película Arma Mortal. Allí su frase más utilizada era “estoy muy viejo para esta mierda” (I’m too old for this shit), cada vez que se enfrentaba a una situación extrema junto a su joven compañero.

A lo largo de su carrera continuó trabajando en el cine y en 1994 fundó la Compañía de Teatro Robey junto al actor Ben Guillory.

Militancia política

Además de tener una reconocida carrera artística, Danny Glover se ha destacado por su activismo político y social. En los años en que asistió a la Universidad Estatal de San Francisco fue militante de la Unión de Estudiantes Negros que, junto a otras organizaciones estudiantiles y de profesores, llevó a cabo una huelga de cinco meses (la huelga estudiantil más larga de la historia de Estados Unidos) para instalar un Departamento de Estudios Negros.

Después de la universidad continuó apoyando y siendo parte de organizaciones por los derechos civiles y sindicatos. En 2004 fue arrestado frente a la embajada de Sudán en Washington cuando protestaba por la crisis humanitaria en la región de Darfur. También por aquellos años fue una de las figuras reconocidas en rechazar la invasión estadounidense a Irak y Afganistán.

A diferencia de otros artistas progresistas de Estados Unidos, Danny no fue crítico solo de la presidencia de George W. Bush sino también de la actual administración Obama. “Creo que el gobierno de Obama ha seguido el mismo libreto, en gran medida, casi palabra por palabra, que la administración Bush. No veo nada diferente”, declaró.

En el año 2006 participó de una delegación de activistas de Estados Unidos que se reunió con el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías. Desde entonces se ha convertido en un fiel defensor de la Revolución Bolivariana, al igual que como lo ha hecho con la Revolución Cubana y su líder, Fidel Castro Ruz. También ha participado de la campaña “La mano sucia de Chevron” que busca denunciar la destrucción del medio ambiente en la Amazonia ecuatoriana por parte de la petrolera estadounidense.

No estas muy viejo para seguir luchando, Danny. Feliz cumpleaños.