La misma claridad moral que se usó contra el apartheid en Sudáfrica debe usarse apoyar las medidas de boicot, desinversión y sanciones hacia Israel.

nenaconfotodemandelaEl retrato de Mandela en manos de un niña palestina de Nabi Saleh, durante la protesta semanal del pueblo contra la ocupación. Foto: Activestills.org

El término Apartheid se usó para caracterizar un sistema político en que la población blanca de Sudáfrica aplicó un marco legal separado que le permitía mantener a la población de color de ese país bajo una sistemática segregación. La resistencia interna y la presión del boicot civil internacional derribaron el apartheid sudafricano.

Por décadas las leyes sobre desplazamiento restringieron a la población negra dentro de su propio país. Una de las acciones más recordadas de boicot fue la protesta de Los estudiantes de universidades estadounidenses contra Polaroid, la compañia que proveía al gobierno sudafricano con las fichas de identificación que permitían la segregación en base al color de piel. Hoy, de forma análoga,  Hewlett Packardopera un sistema de identificación biométrica que restringe la libertad de movimiento de los palestinos en su propio país.

Tarjeta de identificación usada durante el Apartheid

Tarjeta de identificación usada durante el Apartheid Sudafricano para distinguir a la población de color de la población blanca. Fuente: Anywhen.com

Tarjeta de Identificación de un palestino oriundo de Jerusalén

Tarjeta de Identificación de un palestino oriundo de Jerusalén. El color verde indica que no puede ingresar a Jerusalén (Este y Oeste) pese a ser su lugar de nacimiento. Foto: Green or Blue?

Una red de áreas conocida como ‘bantustanes’, definía los límites dentro de los cuales podía desplazarse una persona de color en Sudáfrica. Estos bantustanes se encontraban separados entre ellos y sin acceso a los recursos naturales sudafricanos.

south_africa-bantustanes

Mapa de los bantustanes sudafricanos durante la época del apartheid.

Cisjordania se encuentra hoy en una situación similar: un grupo de ‘islas’ separadas entre sí y sin contuidad geográfica, sin acceso a agua y tierras de cultivo. Esas islas se encuentran rodeadas por un sistema de vías segregadas y una red de puestos de control y muros que pretenden lograr un aislamiento permanente. La misma situación del mapa sudafricano se reconoce en Cisjordania bajo los Acuerdos de Oslo.

mapa_cisjordania_bantustanes_ocha_btselem

Comparando los territorios palestinos de Cisjordania con los bantustanes del pasado sudafricano, la ministra de Relaciones Internacionales de Sudáfrica, Maite Nkoana-Mashabane declaró“la última vez que ví un mapa de Palestina no pude volver a dormir…sólo puntos, más pequeños que en nuestra propia tierra, eso rompió mi corazón“.

Bajo el Apartheid en Sudáfrica, la población de color vio negados sus derechos: a educación, al voto y al debido proceso judicial. Esa misma igualdad básica es el anhelo de los palestinos.

Durante esos años, estudiantes y representantes de la sociedad civil, entendieron que era su obligación detener la colaboración con un gobierno que ponía en práctica políticas de segregación. En Estados Unidos, los estudiantes forzaron a universidades como la UCLA a cambiar sus políticas de inversión en compañias que colaboraban con el apartheid sudafricano.

Estudiantes de la UCLA 1986

Estudiantes de la UCLA en Estados Unidos llaman a los directores de su universidad a retirar las inversiones en compañias que profitan del apartheid sudafricano, 1986. El movimiento universitario de Boicot fue fundamental para terminar con el apartheid. Fuente: Daily Bruin

Estudiantes de la UCLA 2013

Estudiantes de la UCLA debatiendo acerca de una moción para apoyar las acciones de desinversión hacia Israel, 2013. Foto: Agatha en Mondoweiss.net

Mientras celebramos la vida de Nelson Mandela y sopesamos su legado, debemos reconocer que 1974 y 2014 no son tan diferentes. Hoy existe un apartheid similar. Un nuevo grupo de corporaciones y compañias proveen de bienes y servicios que son necesarios para mantener limitadas las libertades de los palestinos, al igual que fue en Sudáfrica.

No debe sorprendernos que exista una larga historia de solidaridad del pueblo de Sudáfrica con el de Palestina. Nelson Mandela expresó esa solidaridad con simples pero convincentes palabras.

Video: Segmento acerca de Israel y Palestina en la entrevista de 1990 de Nelson Mandela con Ted Koppel en Estados Unidos. 

El arzobispo Desmond Tutu se ha convertido en un activo defensor de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel y Ahmed Kathrada, quién estuvo encarcelado junto a Mandela por 26 años, trabaja por la liberación de los prisioneros palestinos sometidos a las mismas condiciones que él y otros enfrentaron.

En la misma entrevista en la cual compara la situación de Palestina al pasado de su país, Nkoana-Mashabane afirma que la lucha del pueblo de Palestina es nuestra lucha. Hoy, debemos unirnos a ella en solidaridad al pueblo palestino o enterrar el legado de Nelson Mandela.

La misma claridad moral que se usó contra el apartheid en Sudáfrica debe usarse apoyar las medidas de boicot, desinversión y sanciones hacia Israel.