IMG26934 (1)
En diálogo con ‘Latidos’, Marcelo Zappa, el actual referee de la disciplina, aportó detalles del partido: “fue la final del Campeonato de la Unión Santacruceña de Rugby 2013, con la particularidad que la final se dio con la participación del clásico de Río Gallegos: Maca Tobiano versus CoSeBa, partido de vuelta.  Se disputó en el predio en el cual Maca cumple el rol de local en Río Chico, desde las 14:30. Ganó Maca Tobiano por 13 a 8, gracias a dos penales ejecutados por Funes”.
Continuando con el relato del encuentro, expresó: “El partido, como todo clásico, fue de trámite ajustado, sin mayores incidencias de relevancia, sino las comunes, terminaron dos expulsados, situación que es muy raro que pase en el rugby, pero era algo que habíamos coordinado después de un tiempo de estar en tire y afloja con los jugadores, para ponerles un orden les advertí a su debido tiempo, pero después hubo que expulsar a dos que se habían tomado a golpes de puño, es habitual en situación de juego. El partido fue muy ajustado, buena cantidad de gente con parcialidades claramente identificadas, tanto con Maca Tobiano como del CoSeBa, partido dentro de todo muy tranquilo. Se disputaron la pelota ambos equipos, tanto ganador como vencedor estuvieron a la altura de esta final, con colaboradores procedentes de la localidad de El Calafate como jueces de touch”.
El punto para destacar fue la cantidad de personas presentes. Además indicó que en la previa de este cruce de Primera se realizaron partidos entre divisiones inferiores, quienes no dudaron en terminar sus compromisos y quedarse para ver la final entre los grandes. Un espectáculo que no defraudó por la entrega y actitud combativa de estos dos equipos con reconocida trayectoria. No deja de ser uno de los motivos para acudir al lugar y no perderse detalle de un juego en el que todos aportan y dan claras muestras de su preparación previa y afán por vencer.
Destacaron la similitud en la técnica y táctica aplicadas, sumada a la fuerza y tesón que cada jugador aporta para beneficiar a su equipo.